Neurología Chihuahua/Dr. Manuel Porras-Betancourt/Neurología, Neurofisiología Clínica, Epilepsia | SINDROME DEL TUNEL DEL CARPO
Es una página web en donde se ofrece información sobre problemas neurológicos y sobre estudios neurofisiológicos, consultoría en línea, así como el contacto para la consulta neurológica personalizada con el Dr. Manuel Porras Betancourt.
Porras-Betancourt, Neurología, Neurofisiología, Epilepsia, EEG, Electroencefalograma, conducción nerviosa, electromiografía, bioética, Chihuahua
177
page,page-id-177,page-template-default,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

SINDROME DEL TUNEL DEL CARPO

tunel-carpiano-sindrome-porras-betancourt
Este síndrome se produce cuando el nervio mediano, cuyo trayecto va desde el codo hasta la mano, es comprimido en la muñeca. Dicho nervio controla los movimientos y la sensibilidad de los tres primeros dedos. Para llegar hasta estos dedos, el nervio mediano tiene que atravesar por el canal, o túnel, del carpo, que es una estructura rígida en la cara anterior de la muñeca. Dicho túnel se puede estrechar por varias razones, como son la inflamación de los tendones de los músculos cercanos, u otros procesos inflamatorios que estrecha el tamaño del túnel. Al estrecharse, el nervio mediano que corre a través de él también se ve afectado por la compresión, lo que hace que este nervio no funcione adecuadamente.

Los síntomas son de inicio gradual, con aumento progresivo de la sensación de ardor, hormigueo y toque eléctrico sobre la muñeca y sobre los tres primeros dedos de la mano afectada, pudiendo llegar a afectar ambas manos. El realizar trabajos manuales en donde se mantenga la muñeca flexionada por largos periodos de tiempo o cuando se generan traumatismos directos sobre la muñeca. Muchas veces, para mitigar la molestia, se requiere de sacudir la mano. Conforme la sintomatología avanza, se puede agregar debilidad de la mano, así como disminución del volumen muscular de la misma.

Diagnóstico

En general, la sospecha clínica de este padecimiento se establece con la historia clínica y la revisión específica realizada por un médico experto, efectuando pruebas clínicas especiales para detectar el problema. Aunado a esto, la realización de estudios de neurofisiología clínica nos ayuda a detectar el problema. Otra opción diagnóstica es la realización de ultrasonido de la cara anterior de la muñeca y otros estudios de imagenología que ayudan a medir la amplitud del canal del carpo.

Tratamiento

Se basa en tratar las causas del síndrome, además de la utilización de férulas para evitar el movimiento de la muñeca que causa el malestar. En algunos casos es necesario realizar cirugías para la corrección del atrapamiento nervioso.