Neurología Chihuahua/Dr. Manuel Porras-Betancourt/Neurología, Neurofisiología Clínica, Epilepsia | ENFERMEDAD DE PARKINSON
Es una página web en donde se ofrece información sobre problemas neurológicos y sobre estudios neurofisiológicos, consultoría en línea, así como el contacto para la consulta neurológica personalizada con el Dr. Manuel Porras Betancourt.
Porras-Betancourt, Neurología, Neurofisiología, Epilepsia, EEG, Electroencefalograma, conducción nerviosa, electromiografía, bioética, Chihuahua
121
page,page-id-121,page-template-default,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-9.2,wpb-js-composer js-comp-ver-4.6.2,vc_responsive
 

ENFERMEDAD DE PARKINSON

parkinson-doctor-manuel-porras-betancourt
Es un padecimiento que forma parte de un grupo llamado trastornos del movimiento.

Esta enfermedad se caracteriza por cuatro datos clínicos principales: temblor en reposo, generalmente en las extremidades (manos, brazos y piernas); rigidez (dificultad para mover las extremidades – estar “tieso” o “engarrotado”), bradicinesia (lentitud para realizar movimientos) e inestabilidad postural (problemas del equilibrio). Todas estas manifestaciones inician de forma gradual y progresan lentamente en la mayoría de los casos. Estas manifestaciones ocasionan que la persona que las padece tenga dificultad para moverse, cara caminar, para hablar, para escribir y para realizar actividades que requieren movimientos finos, como abotonarse.

Además de estos síntomas, se pueden presentar datos de depresión, cambios emocionales, dificultad para comer y tragar, cambios en la forma de hablar, problemas urinarios y estreñimiento, problemas de sueño, hipotensión, problemas intelectuales, dolor, fatiga, entre otras manifestaciones.

Esta enfermedad se produce cuando la producción de un neurotransmisor llamado dopamina disminuye en la sustancia nigra, una estructura ubicada en el talo cerebral.

Este padecimiento afecta principalmente a hombres, inicia después de los 60 años, aunque puede iniciar antes cuando hay componentes hereditarios asociados. La enfermedad avanza con el tiempo, haciéndose los síntomas cada vez más notorios e incapacitantes.

El encontrar este tipo de manifestaciones no necesariamente indica que se tiene la enfermedad de Parkinson, puesto que hay otras enfermedades que dan síntomas similares, a los que comúnmente se llama parkinsonismo. Dentro de dichas enfermedades se encuentran: el parkinsonismo postinfeccioso, postraumático, de origen vascular, el inducido por toxinas y por medicamentos, enfermedades denominadas Parkinson plus, etc.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de Parkinson?

El diagnóstico se basa en la historia clínica y el examen físico, además de contar con algunos exámenes para clínicos que pueden ayudar a encontrar una causa diferente y descartar otras enfermedades. El diagnóstico acertado es importante, puesto que se puede requerir de un tratamiento diferente en cada caso.

¿Cómo se trata la enfermedad?

El tratamiento se base en el control de los síntomas. Dentro de los fármacos utilizados en el tratamiento de la enfermedad del Parkinson y del parkinsonismo están la levodopa, bromocriptina, pramipexole, ropirinol, selegilina, rasagilina, entacapone, amantadina, biperideno, trihexifenidilo, entre otros. Estos medicamentos deben ser prescritos por un médico, además que todas las modificaciones hechas a las dosis de los mismos deberán ser indicadas por el médico tratante.

Además de estos medicamentos, si aparecen síntomas asociados deberán de ser tratados con medicamentos específicos para cada caso. Por ejemplo, dar medicamentos antidepresivos en caso de depresión.

Existe también un tratamiento quirúrgico que puede ayudar a mejorar la sintomatología, pero esta se reserva para casos específicos valorados por el neurólogo tratante y, posteriormente, con un grupo multidisciplinario.